Línea de investigación en el contexto académico de la universidad

Publicado en por otogran.com.over-blog.es

23-10-2002

 

A propósito de:

 

Línea de investigación en el contexto académico de la universidad. (Publicado en Periódico Máximo Nivel UBA)

 

En los círculos intelectuales que hacen vida académica en las diferentes universidades en el país, se discute arduamente sobre la definición, propósito y alcance de las “Líneas de investigación”, cuya existencia y funcionamiento concreto es exigido por el Consejo Nacional de Universidades (C.N.U) como requisito para el logro del reconocimiento y acreditación de los diversos programas de postgrado, administrados por las casas de estudio de educación superior en Venezuela.

 

Para el C.N.U,  la línea de investigación es la organización institucionalizada en el seno de la universidad, del desarrollo sostenido e integrado de conocimientos inherentes a una determinada área del saber humano mediante la utilización de investigadores con funciones administrativas y académicas; siendo este el contexto de producción de conocimientos aceptado por el ente antes mencionado para optar e mejores niveles de prestigio.

 

La discusión sobre este aspecto de la vida universitaria origina serias reflexiones vinculadas con el propósito de fijar una posición más amplia sobre la línea de investigación. En mi transcurrir como docente e investigador, he concebido la línea de investigación como una instancia gerencial, de obligatoria existencia en la estructura organizacional de un postgrado que se precie de ser tal académicamente hablando, con diversas funciones cumplidas por un personal contratado solo para tales fines, en aras de la producción de conocimientos en una o varias áreas del saber humano. Es como lo sintetizó el profesor Juan Rojas Benavides, la línea de investigación hay que mirarla como un constructo administrativo.

 

Sin embargo, para concretar tales esfuerzos es importante que la universidad tenga claro dos cosas: las necesidades regionales y la vocación existente en la institución (Bello 2001). Es indudable que el primer aspecto justificaría la existencia de una línea de investigación en razón del apoyo científico que significa la cooperación de esta en el aporte de propuestas y teorías conducentes a la solución de problemas y a la minimización de deficiencias que impidan la satisfacción de tales necesidades. Por otra parte, la universidad debe responder a esa circunstancia mediante el alimento de una vocación hacia el desarrollo académico de las áreas y  disciplinas congruentes con los fundamentos sustentadores de procesos tecnológicos, industriales y agrícolas desarrollados en la región. Sin estos dos aspectos satisfechos, es difícil constituir una línea de investigación en el ámbito universitario consecuente con la región, eficiente y eficaz.

                                                                        Dr. Otoniell Granados*

        

 * Doctor en Ciencias de la Educación                                  

Etiquetado en Educación

Comentar este post