LAS MISIONES EDUCATIVAS: CONTEXTO EDUCADOR DE LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA

Publicado en por otogran.com.over-blog.es

LAS MISIONES EDUCATIVAS: CONTEXTO EDUCADOR DE LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA

 

Migdalis González           Otoniell Granados

  RESUMEN

La investigación tuvo como propósito generar constructos teóricos sobre la innovación educativa como fuente de desarrollo sustentable en las misiones educativas específicamente en el estado Zulia. El enfoque es de corte cualitativo, método fenomenológico y pretende conocer la percepción de los participantes en las misiones educativas  relacionándola como políticas  innovadoras, que buscan lograr la innovación del proceso educativo para contribuir al desarrollo sustentable del país. Es importante afirmar que la educación es el elemento clave para lograr cambios y modificaciones sustanciales en los individuos ayudándolos a enfrentar e insertarse a la realidad que los rodea. Es elemental señalar que la inclusión de los individuos en el sistema educativo en todos sus niveles genera equilibrio y justicia social. La investigación se realizó en dos fases: la primera a través de los constructos teóricos de cada coordinador y de los participantes de las misiones Robinsón, Ribas, Sucre  y Ciencia  y la otra fase la constituyó la  documental, con base en el examen de la ley de educación (1980), las políticas gubernamentales orientadas a  reformas educativas consistentes con las misiones. La población estuvo constituida por 16 sujetos constituidas por 4 coordinadores y 12 participantes de las misiones.  Para la recolección de los datos se aplicó una entrevista semiestructuradas. En la interpretación de los hallazgos se expresó, que la innovación educativa como fuente de desarrollo sustentable en las  misiones educativas ha sido factor determinante para lograr el  desarrollo sustentable específicamente en el mejoramiento de la calidad de vida de los individuos, generando pautas de acercamiento al objeto de estudio relacionados con  la innovación en las misiones educativas, permitiendo  el fomento de iniciativas que contribuyan al desarrollo sustentable venezolano.

 

Migdalis González. Licenciada en Administración. Magister en Recursos Humanos. Candidata a Doctora en Innovaciones Educativas. migdalisgonz@yahoo.com

 

Otoniell Granados. Licenciado en Educación Mc Cs Sociales Área Historia, Magister en Educación. Doctor en Ciencias de la Educación.  otogran2001@yahoo.es

 

Palabras Claves: Innovación Educativa, Desarrollo Sustentable, Misiones Educativas

 

 

EDUCATIONAL MISSIONS: CONTEXT EDUCATOR OF PARTICIPATORY DEMOCRACY

 

Migdalis González           Otoniell Granados

ABSTRACT

The investigation had purpose generate theoretical constructs on educational innovation as a source of sustainable development in educational missions specifically in Zulia State. The approach is qualitative cutting, phenomenological method and seeks to understand the perception of the participants in the educational missions relating as innovative policies that seek to achieve the educational process innovation to contribute to the sustainable development of the country. It is important to say that education is the key element to achieve changes and alterations in individuals helping address and insert the reality around them. It is elemental to point out that the inclusion of individuals in the education system at all levels creates balance and social justice. The research was conducted in two phases: the first of the theoretical constructs each Coordinator and participant Robinson Ribas, Sucre, science missions and another phase is constituted by the documentary, based on the examination of the law of education (1980), government policies aimed at educational reforms consistent with the missions. The population was made up of 16 subjects formed by 4 coordinators and 12 participants of missions. A semi-structured interview was applied for the collection of data. The interpretation of the findings expressed, that educational innovation as a source of sustainable development in educational missions has been determinant to achieve sustainable development specifically on improving the quality of life of individuals, producing guidelines closer to the object of study related to innovation in educational missions enabling the promotion of initiatives that contribute to the Venezuelan sustainable development.

 

Migdalis González. Degree in Administration. Master's degree in human resources. Candidate to PhD in educational innovation. migdalisgonz@Yahoo.com

 

Otoniell Granados. Graduate in social education Mc Cs area history, Master's degree in education. Doctor in Sciences of education. otogran2001@Yahoo.es

 

Key Words: innovation educational, sustainable development, educational missions

 

INTRODUCCIÓN

Ante los nuevos retos asumidos para la supervivencia de un país a la luz de  los procesos de globalización, las personas han venido coadyuvando  alternativas innovadoras generadoras de  opciones  e interconexiones en los distintos  saberes sociales; es por esto que  la innovación  en los sistemas educativos  trata de diseñar políticas que contribuya con el desarrollo de la sociedad en el contexto antes mencionado. En este sentido, se ha venido coadyuvando relaciones en las diversas disciplinas y nuevos conceptos promoviéndose en los últimos diez años, por lo que se establecen opciones de interconectividad entre la innovación educativa y el desarrollo sustentable. Es así, que el desarrollo sustentable  entendido desde la perspectiva del Reporte Brundtland (1987) es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones, se considera holístico en función de mejorar  la  calidad de vida humana y así lograr  un equilibrio social.

     Es evidente que el sistema educativo está atravesando por un período agudo y crucial, y ese periodo  no  es, de modo alguno un fenómeno aislado, siendo consecuencia de las profundas transformaciones socio culturales del mundo actual. Hoy se afirma, que  la principal riqueza de   un país radica en los niveles de conocimiento de su gente.   Por consiguiente todas las políticas innovadoras creadas en función de lograr un desarrollo sustentable están dadas a insertar  en la sociedad a los individuos, dándole participación activa en las decisiones que enmarcan la realidad política, social, económica,  cultural, tecnológica, científica, humanística  del país.      

          Se tiene la creciente convicción que la educación, como fenómeno formador del ser humano, es el elemento clave de todo ser humano para lograr su desarrollo, asimismo la educación promueve el incremento  de la productividad, abatir la pobreza, lograr un desarrollo sustentable para una distribución más equitativa de los bienes y servicios generados por la sociedad.  En este particular, el Ministerio de Educación y Deportes en su boletín “Escuela Bolivariana” (2005), considera un nuevo paradigma donde  se reconoce a la persona como  ser social, capaz de responder y participar activamente en la transformación de la sociedad en la cual vive, concibiendo  la educación como un continuo humano que atiende los procesos de enseñanza aprendizaje en una  unidad compleja de naturaleza humana  total e integral. 

      Por otra parte, en los últimos años cuatro años, se ha considerado  el  concepto del desarrollo sustentable como un logro en el mejoramiento de la salud, la educación y el bienestar social, el cual,  de acuerdo a la Unión Mundial de Conservación (2006) el desarrollo sustentable se  interpetra   en términos de calidad de vida humana, sin exceder la capacidad de carga de los ecosistemas que los sustentan; precisando el desarrollo sustentable como un proceso donde se requiere de progresos simultáneos en diversas dimensiones económica, humana, ambiental y tecnológica.

     En este sentido, Gabaldon (2006) ha  extendido aún más el concepto de desarrollo sustentable  por cuanto inserta   un componente más  relacionado con la equidad: considerada ésta  para las generaciones por venir, cuyos intereses no están representados en los análisis económicos ni en las fuerzas desestimadas para el  futuro, asimismo, plantea  la equidad para la gente sin acceso  a los recursos naturales o a los bienes sociales y económicos. Ante la certeza del anterior comentario es plausible  pensar que la educación se constituye en el medio, por excelencia, para crear los valores y actitudes acordes con la visión del desarrollo sustentable, es decir,  la educación debe guiar las herramientas y ser el patrón de formación para la sociedad en cuanto a desarrollar el bienestar social y por ende la calidad de vida.

   

     Ante esta perspectiva, el Estado Venezolano  ha puesto en marcha una serie de acciones con las misiones educativas a fin de fortalecer su sistema educativo  en todos sus niveles y modalidades, a través de  la ampliación  de oportunidades de formación dirigidas a la conformación de un nuevo modelo de ciudadano y/o ciudadana, las cuales son formas de contribuir efectivamente al desarrollo  sustentable.

    

          De acuerdo a estas premisas, todas las acciones implantadas por el estado en materia educativa basados en los programas llamados misiones,  pudieran generar  respuestas, con ciertas garantías  de un desarrollo sustentable a la sociedad venezolana, considerando un mayor acceso  a la educación, mediante la creación de instituciones educativas que respondan al deseo de  incorporación de las personas a la educación y por ende, la disminución del  analfabetismo, garantizando de esta manera  la educación como fin principal de todo desarrollo.   

     La innovación educativa como fuente de desarrollo sustentable en las misiones educativas desarrolladas en el país, se puede considerar como una estrategia de impulso a la formación ciudadana, mediante el desarrollo de destrezas y habilidades para  la incorporación de cientos de miles de venezolanos al sistema educativo y productivo nacional; preparándolos  para enfrentarse  a los problemas nacionales y ser parte de la responsabilidad que les corresponden como ciudadanos y ciudadanas. Dentro de las misiones implantadas se tiene: Misión Robinsón I y II,  Misión Ribas, Misión Sucre y Misión Ciencia.

          En este contexto, las misiones a pesar de no tener una plataforma estructuralmente institucionalizada, tiene como visión la de  formar ciudadanos comprometidos con sus raíces, contribuyendo al fortalecimiento de los valores éticos y morales necesarios para convivir en la sociedad.  Es así, como la persona beneficiada ha sentido cambios en su vida, asumiendo roles de protagonismo  y toma de decisiones que impulsan los proyectos de sus comunidades y le permita avanzar hacia la construcción de la sociedad y su calidad de vida.     

          Cabe destacar y  de acuerdo a este contexto, las misiones han sido alternativas significativas para las personas, porque además de haber tenido acceso a la educación se le ha dado continuidad a esa formación, le han permitido incorporarse posteriormente a otros programas educativos, y le han creado al individuo motivación de seguir avanzando en sus conocimientos.  En este particular, Calzadilla (2005), et. al. refiere  la visión de incluir a todo el pueblo en los procesos educativos se englobó finalmente con la concepción del tercer motor la cual anunció  el presidente Chávez a principios del 2007, enrumbando al país  hacia el concepto de la educación popular reafirmando  la sentencia de: “Toda Patria una Escuela”. Sin lugar a dudas, hoy la mayoría de la población venezolana está estudiando, educándose, bien  sea en el sistema formal, en las misiones o en sus propios espacios de trabajo  y convivencia, a través de la educación  popular, referidas como parte del tercer motor.

          En función, del enfoque dado a la innovación educativa, el desarrollo sustentable en el contexto de las misiones educativas, como garante de la calidad de vida de las personas,  en este particular surge como propósito de esta argumentación teorizar sobre la innovación educativa en las misiones educativas como sido fuente de desarrollo sustentable para el país.

        

DESARROLLO

Espacios de participación con democracia

De acuerdo con Granados (2009) en torno al carácter participativo y protagónico de la democracia emergente venezolana, es importante precisar situaciones manifiestas al interior del proceso político a escala nacional en torno a la confusión reinante de los actores sociales inscritos respecto a la comprensión del fundamento político del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en la constitución de los consejos comunales como principal estructura organizacional de corte socialista promovido por el proyecto bolivariano. 

Sigue autor antes mencionado que el PSUV articula la estructura funcional política del proceso revolucionario y las misiones educativas, los consejos comunales con sus correspondientes mesas técnicas establece su congruencia social, lo cual es un hecho real no discursivo, evidente operacionalmente en diferentes regiones del país; no obstante, la presencia de desatinos como los evidenciados en Maracaibo cuando se habla de las mesas técnicas psuvista como si existieran las de la oposición, lo cual, evidentemente desdice del conocimiento que dichos actores poseen sobre la naturaleza comunitaria y socialista de la diversas estructuras sociales como organizaciones enteramente socialista, afectando, como dice Monedero (2009) el “cemento social” unificador de los bloques de la revolución en el país.

En lo económico, el Estado  Venezolano promueve una economía social basada en el desarrollo sustentable que busca la diversificación económica orientada al crecimiento autónomo y sustentado a partir del desarrollo de la actividad petrolera, la agroindustria y la actividad pecuaria y alimentaria. El Estado ha gerenciado una política de nacionalización y expropiación fundados en el interés público, de empresas ligadas colateralmente a la empresa petrolera,  con funciones orientadas al control logístico y de apoyo al negocio petrolero lo cual coadyuva al desarrollo desde adentro, sin restricciones oposicionistas, del resto de las actividades económicas del país. 

     Rasgos característicos de las Políticas Educativas

     En correspondencia con lo antes planteado, frente a los numerosos desafíos del futuro, la educación constituye un elemento fundamental para que la humanidad  pueda progresar y reducir la pobreza en función de lograr una justicia social. Uno de los logros en los últimos ocho años, ha sido la inclusión y al acceso de la educación en todos sus niveles a todas aquellas personas interesadas en estudiar  dándole también oportunidad   a la prosecución de estudios que no existía; en este particular  el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007 establece que el estado conjuntamente con la familia y la sociedad garantizarán el derecho a la educación como un derecho humano y social, para ello se desarrollarán acciones que permitan la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación, ejecutar programas socioeducativos que aseguren la permanencia en el sistema educativo y dirigidos a romper el circulo de inequidad social.

    

          En este sentido, Venezuela inició unos años atrás el gran reto de la educación, logrando como objetivo principal la inclusión al sistema educativo a todas aquellas personas excluidas de la educación,  así como el afianzamiento de los individuos a participación y el protagonismo de la realidad que lo rodea, insertándolo  en las líneas de desarrollo social.  Según Pérez (2005), el objetivo de la educación no es la enseñanza, sino el aprendizaje, y es a partir de él que debe evaluarse al alumno, al docente y a la calidad de proyecto educativo, que no tienen sentido si no se traduce en mas y mejores conocimientos (el saber), más y mejores destrezas y habilidades (el saber hacer), y mas y mejores actitudes y valores (el ser).

     Desde esta perspectiva, la innovación en las misiones educativas han sido consideradas como reformas al sistema educativo existente, en el cual se modificó estructuralmente, ya que son políticas gubernamentales  para dar respuesta a la exclusión en la educación Venezolana  y asimismo  se modificó el modo de pensar la educación, en el cual se implementan  para contrarrestar la exclusión  y la problemática surgida después del paro petrolero.

    

     Equilibrio Social como elemento clave del Proceso Educativo:  La Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI, estableció  que la función central de la materia gris y de la innovación, el paso a una sociedad cognoscitiva, los procesos endógenos que permiten acumular los conocimientos, añadir nuevos descubrimientos, ponerlos en aplicación en los diferentes campos de actividad humana tanto la salud y medio ambiente como la producción de bienes y servicios, deben determinar las políticas educativas. En el Plan de desarrollo  Económico y Social de la Nación 2001-2007,  establece los  cinco equilibrios en los cuales se guiarán las estrategias gubernamentales, siendo el equilibrio social uno de estos, en el cual su objetivo central es alcanzar la justicia social.;  es decir, responder a las necesidades de la población alcanzando una equidad en todos los sectores.

         

 Alcances del proceso educativo venezolano: En los últimos años el uso de las tecnologías ha crecido vertiginosamente y ha contribuido en un gran porcentaje a la globalización de los pueblos,  cada día crece las posibilidades de la sociedad a la información local, regional y hasta global, lo que trae como característico principal un empuje al conocimiento. La comisión internacional sobre la educación de la UNESCO  (1998), establecieron que consciente de la realidades de la educación actual,  es particular considerar la necesidad de disponer de medios cualitativos y cuantitativos de enseñaza, tradicionales (como los Libros) o nuevos (como las tecnologías de información), que conviene utilizar con discernimiento y promoviendo la participación activa de los alumnos.

      Factores implícitos e explícitos de la Innovación Educativa

Accesibilidad a la Educación; Educación Permanente.   La educación puede ser un factor determinante si reconoce la diversidad  de los individuos y los grupos, teniendo en cuenta la inclusión a la educación en todos sus niveles.  La  Comisión Internacional sobre la Educación para el siglo XXI, refiere que el respeto de la diversidad y de la especificidad de los individuos constituye, en efecto, un principio fundamental, que debe llevar a proscribir toda forma de enseñanza normalizada. A menudo se acusa a los sistemas educativos formales de limitar el pleno desarrollo personal al imponer a todos los niños el mismo molde cultural e intelectual, sin tener suficientemente en cuenta la diversidad de los talentos humanos.

          En este particular, Faure (1996),  manifiesta  que las exigencias del desarrollo social, económico, y cultural de las sociedades del siglo XXI  hacen que centenares de millones de adultos tengan necesidad de educación, no sólo como en el pasado por el placer de perfeccionar sus conocimientos o de contribuir a su propio desarrollo sino para poder hacer  frente  a las necesidades  de sus sociedades  y ofrecer las potencialidades máxima de una colectividad educada.

     El saber, el “saber hacer”, el “saber ser” y el “saber convivir” en sociedad constituyen los cuatros  aspectos, íntimamente enlazados, de una misma realidad. La educación a lo largo de la vida, experiencia cotidiana y caracterizada por momentos  de un intenso esfuerzo de comprensión de datos complejos,  es el resultado de una dialéctica con varios aspectos. 

          La Innovación  como elemento del proceso educativo: La innovación educativa a nivel latinoamericano- ha sido punto central de toda estrategia geopolítica de todo país, en este sentido Matí et al. (2006)  manifiestan lo siguiente: 

       Latinoamérica es compleja por su diversidad cultural pues esta región constituye una expresión plural de grupos étnicos y pueblos con costumbres y hábitos, lenguajes y dialectos diferentes; donde además, conviven sectores favorecidos y desfavorecidos en condiciones contrapuestas  de vida. En este contexto, los procesos de integración tecnológicos, humanísticos, cultural, de salud y educativo, donde la calidad académica se transforme en un reto permanente, por parte de las instituciones educativas que hacen vida en la comunidad latinoamericana caribeña, en la lucha por la construcción de un mundo mejor para todos.

 

     Es así como los autores mencionados plantean el reto que presentan los países latinoamericanos en cuánto a la innovación como estrategia educativa para lograr el desarrollo social  y una mejor calidad de vida, en este contexto  se debe plantear un objetivo educativo común en función de lograr la calidad académica latinoamericana. Bajo esta óptica, conviene  superar los privilegios políticos, económicos y familiares  de algunos países que impiden el acceso a la educación  y que no permiten la equidad e inclusión en la educación en todos sus niveles.

    

 Desarrollo Sustentable como expresión de la acción Innovadora: El concepto de desarrollo sustentable fue consagrado al más alto nivel político en la Declaración  sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo ó Cumbre de la Tierra realizada en Río de Janeiro en 1993;  si bien, la asamblea de las Naciones Unidas convocó la Comisión motivada por las crecientes problemas ambientales de naturaleza tranfonteriza  que se hicieron patentes en graves desastres ocurridos a finales de la década de los 70 y principios de los 80, su mandato trascendió ampliamente lo ambiental con el fin de que indagara sobre las relaciones entre medio ambiente y desarrollo económico y social  y propusiera recomendaciones sobre la forma integrada y armónica estas tres dimensiones.

        

     Ahora bien, el desarrollo sustentable en su concepción netamente humanista, define que lo social es lo que tiene que ver preferentemente con las sociedades formadas por la especie humana: sus condiciones de vida, esperanzas, expectativas sobre el futuro y las relaciones interpersonales, entre otros aspectos. El objetivo primario del desarrollo es beneficiar a la gente.

 

          Las Misiones Educativa: El acervo del saber humano es cada vez mas vasto y complejo, y se actualiza aun ritmo cada vez mas rápido, por lo que en todo el mundo son muchos los que se ven obligados  a participar en una forma de aprendizaje estructurada y sistematizada que dura toda la vida; en Venezuela  muchos ciudadanos y ciudadanas no recibieron educación básica en su juventud.

     Las misiones surgen en el año 2003, como iniciativa del gobierno nacional a fin de atender en forma prioritaria a los sectores populares del país —que representan la gran mayoría— en áreas donde existieran altos déficit de atención de la política social. Su aparición ocurre dentro de un clima de confrontación y polarización política cuyos momentos más álgidos fueron el intento de Golpe de Estado en abril de 2002, el Paro Petrolero de diciembre de 2002 y el Referendo Revocatorio de agosto de 2004, es por ello, que  el estado en procura de minimizar los estragos que ocasionó el paro petrolero, lanza políticas públicas en todos los ámbitos  sociales, educativo, salud entre otras, que  puedan atender  las necesidades de la ciudadanía, los cuales se habían acentuado debido a la paralización parcial del país en materia financiera como es el petróleo.

     En el marco de los fines del Estado venezolano expresados en el artículo 3 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999) en el  cual establece:

 

El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su  dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y el bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes consagrados en esta constitución. La educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar dichos fines.

 

     El objetivo principal de  las misiones educativas es la inclusión social  en función de reducir el déficit de atención en los derechos sociales fundamentales garantizando  la inclusión social y elevar la calidad de vida de los sectores  populares. Asimismo, las misiones educativas   logran el desarrollo de proyectos comunitarios  y productivos basados en relaciones de solidaridad y condiciones sustentables desde el punto de vista económico, ecológico, y social.

 

          Las  Misiones Educativas como contexto: Las misiones educativas desplegadas en el país  constituyen una alternativa  de impulso a alcanzar una mejor formación ciudadana, mediante el desarrollo de destrezas y habilidades para  la incorporación de cientos de miles de venezolanos al sistema educativo y productivo nacional. En tanto,  el gobierno nacional ha llevado el proceso de las misiones educativas a través de metas programadas y metas ejecutadas, se han establecido fechas prevista para lograr los objetivos planificados en cada una de las misiones y han sido monitoreadas por las metas ejecutadas.

               Bajo esta presunción,  toda modificación, cambio, innovación,  que surjan como alternativas a las políticas educativas, van en vía de lograr  la transformación social, política, económica, cultural del país; garantizando la sustentabilidad de mayores posibilidades de progreso humano; de tal manera que la educación sea elemento sustancial para  determinar el aumento del crecimiento de la nación.  Sin embargo, creemos puede observar que toda innovación  educativa debe ser consecuente  con las políticas del sistema educativo, dándole una estructura sólida a toda acción que se realice, donde  el estado  establece  mecanismos de apoyo en el elemento social, económico, cultural y no solamente en el ámbito educativo, es decir, las políticas deben se complementarias y simultaneas para que realmente se pueda lograr el equilibrio en el desarrollo sustentable. 

               

     Así mismo, el desarrollo sustentable como expresión de la acción innovadora en el campo educativo, en este sentido se interpreta algunos indicadores;  se puede inferir que los beneficiarios de las misiones educativas garantizan estabilidad económica para culminar con los estudios y su prosecución si así lo desea, así como también pueden tener la probabilidad de ser beneficiario de becas económicas para su culminación y permanencia en ellas. Para las oportunidades laborales, pensamos que el Estado ha aportado las suficientes para el acceso, la permanencia y la prosecución de los estudios, pero no ha dado oportunidad de llevarlos al campo laboral a los misioneros, puesto que los espacios laborales están todavía estructurados bajo la modalidad y ofertas del sistema educativo formal, en este particular debe crear plazas  para que los graduados puedan  integrarse y relacionarse con los estudios cursados.

         La innovación educativa en las misiones educativas ha sido relevante para contribuir al desarrollo sustentable; en este sentido creemos comprobó  que los conceptos de innovación educativa y el desarrollo sustentable están interrelacionados,  el cual se aborda conceptos totalmente holísticos que engloban la innovación en la educación en las misiones Robinsón, Ribas , Sucre y Ciencia  como indicador fundamental en el  desarrollo de Venezuela; de tal manera, se puede afirmar que la innovación educativa en las misiones educativas ha desarrollado indicadores pertenecientes al concepto manejado  a nivel  mundial  del desarrollo   sustentable, como por ejemplo. Desde esta perspectiva se puede referir que las misiones educativas como innovación constituye  una alternativa política social incluyente que dio inicio a un cambio de paradigma en el sistema educativo venezolano, permitiendo una experiencia positiva para la política gubernamental y asimismo para  la población  beneficiadas  de las misiones.  Las misiones educativas en Venezuela  fueron concebidas para superar algunos problemas  de exclusión educativa presentadas  en todos estos años, las cuales han sido altamente innovadoras  como políticas educativas que busca elevar la calidad de vida del venezolano y venezolana en concordancia  con el desarrollo social del país.

        Por último, pensamos que para lograr la sustentabilidad   se requiere   determinar un proceso de desenvolvimiento social basado en la interacción constructivita de la dimensión: educación, económica, ambiental,  productiva socio-cultural y política para lograr un mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos, siendo parte fundamental la educación para formar ciudadanos críticos y reflexivos, concientizados en la búsqueda del bienestar colectivo, concibiendo la educación como continuo humano creando las condiciones de aptitud, vocación  y aspiración.

Reflexiones  Finales

     En primer lugar,  para lograr el mejoramiento de la calidad de vida de los venezolanos y las venezolanas, deben inventarse  estrategias acordes a la misión y visión de  las misiones, generando alternativas viables de llevar a las personas beneficiadas de los programas al  campo laboral; es por ello, que se pueda evidenciar que además de mejorar su nivel académico, logren una mayor estabilidad social en cuánto  a su seguridad económica.

     En segundo lugar,  para avanzar en  un  crecimiento equilibrado  conviene establecer  estrategias en función  de ir armonizando las políticas educativas, sociales, culturales,  económicas , sociales y ambientales,  de tal manera,  que la construcción de una nueva visión centrada en el ser humano se desarrolle  con un crecimiento armónico en cada uno de los elementos esenciales para lograr el desarrollo sustentable. Es decir, relacionar y cohesionar algunos de estos elementos para ir determinando si las misiones educativas por ejemplo se fundamenta en las necesidades económicas existente para el momento, y con  esta medida  incentivar a la persona a cursar una determinada misión que genere no solamente un país instruido, sino que además coordine herramientas económicas para su supervivencia.

     En tercer lugar,  indagar la manera de evaluar  la calidad de la educación ofrecida en las misiones educativas, en vista de la perspectiva de  transformar a las personas cursantes, desarrollando competencias y habilidades para ser reflexivo y  crítico en aquellos espacios de ínter conectividad, esto se refiere a la calidad de educación impartida  en el cual  los cursantes de alguna misión específica pueda integrarse a otra estudio subsiguiente que no sea un programa social, sino en la educación formal impartida por la mayoría de los espacios de saberes del país. Ya que de acuerdo a lo objetivos de las misiones las personas van cursando cada misión de acuerdo a su necesidad académica, disponibilidad de tiempo, compromisos familiares, recursos entre otros,  muy rara vez se insertan a una institución formalmente institucionalizada.

     En cuarto lugar,    si se quiere lograr un desarrollo sustentable sostenido  en el tiempo se debe constituir alternativas para  que las misiones educativas no desaparezcan, al contrario que cada día se fortalezcan, continúen y se formalicen jurídicamente como política de Estado, de esta manera, los gobiernos pasan y las misiones pasen a ser fuente de desarrollo social, otorgándole oportunidades de estudios a todas aquellas personas que de una u otra manera no pueden ingresar a la educación institucionalizada.

     En quinto lugar,  las misiones educativas deben ser capaz también de generar prosperidad económica, no desde un punto de vista del derecho adquirido como beneficiario de alguna misión,  sino en la  innovación de producción de bienes y servicios para el consumo venezolano en concordancia con las exigencias del sector consumidor, es decir, ser parte de una línea académica estratégica  del sector económico que privilegie las variables de la  redistribución del ingreso. Dando así alternativa de superación y mejoramiento de su calidad de vida económica y social.

     En  sexto lugar, como siempre se ha sostenido que la educación  es la vía para lograr las transformaciones de las sociedades, ésta se debe centrar en una línea transversal de ética sustentable en todas las misiones educativas, que procuren ser efectivas  para el cambio en la orientación  de las personas;  que no se siga pensando bajo un enfoque individualista, sino que consigan  acoplarse en función de cooperar y que sienta la corresponsabilidad que tienen como ciudadanos y ciudadanas de ser constructos de su propio desarrollo y el de su país.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

CALZADILLA, Ramón. Ética y educación humanista una reflexión para transformar la educación. Caracas. Venezuela,  Revista  de Pedagogía. UCV,  (2005)

CONSTITUCIÓN DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Caracas Venezuela,  Gaceta Nº 3.848 del 30 – 12 -1999.

DECLARACION MUNDIAL SOBRE LA EDUCACION SUPERIOR: En el siglo XXI. Visión y Acción. 1998.

DECLARACIÓN DE RIO DE JANEIRO, III Cumbre  Iberoamericana sobre Medio Ambiente y Desarrollo. Brasil. 1993.

FAURE, Edgar,  Aprender a Ser.  Madrid España. Alianza  Universidad  UNESCO.

GABALDÓN, Arnoldo, Desarrollo Sustentable; La Salida de América Latina.  Caracas Venezuela. Editorial Gribaldo. 2006.

INFORME SOBRE LAS REFORMAS DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (IESALC).  Colombia, 2003.

INTERNATIONAL UNION FOR CONSERVATION OF NATURE AND NATURAL RESOURCES  (UICN). Unión Internacional para la conservación  de la Naturaleza  y los Recursos Naturales. Francia. 2006.

MATÍ, José   Y MARTÍ, Analdo.  Educación Virtual. Cuba. La Habana. Editorial Gráficos Ayacucho. 2006.

MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE. Boletín Informativo “Escuelas Bolivarianas”  Caracas. Venezuela.  2005.

PÉREZ E, Antonio. Educar en el Tercer Milenio. Caracas, Venezuela.  Editorial San Pablo.  2005.

PLAN DE DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL DE LA NACIÓN 2001-2007. Caracas. Venezuela.

UNESCO. Declaración sobre educación para todos. La satisfacción de las necesidades básicas de aprendizaje.  Jomtien. Tailandia.  1998.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

Comentar este post